Preocupantes los grandes problemas que se viven, como son la violencia la inseguridad, la pobreza y marginación: OBISPO

0
595
Monseñor Rutilo Muñoz Zamora.

En su visita pastoral convivirá con la feligresía para invitarlos a seguir

por el camino del señor.

Escrito por: Jairo Torres Luria

El Obispo de la Diócesis de Coatzacoalcos, Monseñor Rutilo Muñoz Zamora, arribó a esta villa el pasado lunes por la mañana, en lo que se llama una visita pastoral misma que se realiza cada cinco años, teniendo como finalidad venir en nombre Cristo buen Pastor,  para compartir la fe con la feligresía de esta parroquia, así como para animarlos para que sigan perseverando en  la viviéndola con alegría asumiendo su compromiso de servicio, también para afrontar los problemas que se viven teniendo un acercamiento con la comunidad.

Fue entrevistado por 60 Minutos a cerca de los cambios tan marcados por los que pasa la sociedad, de lo que dijo estos son motivo de  responsabilidad para todos, estando siempre preparados, abiertos para recibir lo que los ayude a crecer, para tener sano desarrollo y progreso, en lo cual entra la ciencia, tecnología y medios de comunicación.

Señaló que son preocupantes los grandes problemas que se viven, como son la violencia la inseguridad, la pobreza,  marginación de muchas zonas, para lo cual hay que seguir teniendo el claro compromiso de seguir siendo buenos colaboradores de Dios, esperando que la fuerza de la fe pueda influir poderosamente en la vida de la sociedad, mientras que los buenos católicos, también están llamados a ser buenos ciudadanos llevando una vida de compromiso dentro y fuera de la iglesia.

Manifestó que no todos los cambios que se han dado son de ayuda para la sociedad, indicando que siempre hay unos más característicos de este tiempo, como son los avances en la ciencia, habiendo algunos cambios que han golpeado fuertemente en la vida de los creyentes, como la defensa de la familia, de la vida, el matrimonio siempre entre un hombre y una mujer, a ningún problema hay que huirle más bien hay que afrontarlos, dijo que  los jóvenes requieren de una buena preparación de la iglesia, con una buena experiencia de fe y de caridad, por ello es necesario la preparación, enseñándoles lo que es bueno y está dentro del área de Dios y lo que no, hay que transformarlo.

Terminó diciendo que es muy importante que la feligresía siga viviendo su fe con alegría, explicando que uno de los objetivos de su visita es animarlos a seguir trabajando unidos, guiados por la fe y también por el trabajo solidario,  siendo más participativos, dejando un mejor testimonio de vida, refiriéndose en que si se cree en algo que se manifieste en la vida diaria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here