¿Cuáles son los desafíos de la banca digital en México?

0
63

Actualmente no existe algún banco completamente digital en el país, aunque hay algunas instituciones que están ingresando a México y cuyo modelo de negocio es completamente digital, según los especialistas consultados por la compañía mexicana de tecnologías de la información KIO Networks.

La edad de los clientes, la evolución de los modelos de negocio, la inclusión financiera y la seguridad son los principales desafíos para las instituciones bancarias y financieras en México, de acuerdo con especialistas consultados por la compañía mexicana de tecnologías de la información KIO Networks.

De acuerdo con Ulrich Noel, líder en transformación digital e innovación de Deloitte, en términos de digitalización, hay dos tipos de bancos a nivel mundial. Aquellos bancos que operan en países desarrollados que buscan generar eficiencia en sus procesos de negocio y aquellos bancos en mercados emergentes, como es el caso de México, que están luchando por ganar posición de mercado a través de la afiliación digital de más personas.

“Unos de los principales retos en México es la poca bancarización, que es el camino a la movilidad social”, dijo Noel.

Según los especialistas, actualmente no existe algún banco completamente digital en el país, aunque hay algunas instituciones que están ingresando a México y cuyo modelo de negocio es completamente digital, como Nubank.

Tomás Guillén, socio director en Human Source Consulting, enlistó seis desafíos que enfrenta la banca digital en México:

  • Brecha generacional: los bancos deben ofrecer servicios a clientes que no son nativos digitales al mismo tiempo que a aquellos que sí lo son.
  • Instituciones de tecnología financiera o fintech: los bancos tienen la opción de aliarse con este tipo de compañías o de competir con ellas.
  • Evolución de modelos de negocio: la digitalización ha generado la posibilidad de desarrollar nuevos modelos de negocio que no requieren espacios físicos como las sucursales.
  • Inclusión financiera: si bien los bancos tienen una gran oportunidad para llegar a 30% de la población mexicana que no cuenta con un producto financiero, si no adaptan su modelo no podrán superar a las fintech en esta misión.
  • Estructura de la organización: los bancos son instituciones grandes y con procesos internos largos y engorrosos, por lo que deben modificar estos procesos para ser más eficientes.
  • Seguridad: la digitalización de la banca supone retos de seguridad, pues el tipo de activos que protege ésta entre los más atractivos para cibercriminales.

“Hoy en día hay 7.4 millones de usuarios de banca móvil en México pero solo 1 millón de ellos está en las zonas rurales y ahí hay un gran reto”, dijo Guillén.

Definir intenciones, primer paso

Para Noel, si los bancos quieren ser exitosos en su proceso de digitalización, lo primero que deben hacer es definir las razones de por qué quieren ser digitales. El consultor de Deloitte aseguró que es necesario definir desde arriba cuáles son las intenciones del proceso de digitalización y a partir de ahí establecer verdades acerca de los objetivos del banco, que pueden ser, por ejemplo, centrar su operación en el cliente. 

“Los procesos son el cómo, pero primero es necesario definir el qué y el por qué. A partir de ahí es posible identificar cuáles son las brechas y cuáles procesos que deben ser digitalizados para cerrar estas brechas y conseguir el objetivo definido”, dijo Noel y agregó que si bien los procesos de cara al cliente son los más notorios, hay otros que involucran a los empleados y que son internos, los cuales muchas veces carecen de este espíritu de innovación.

Tomás Guillén dijo que también es necesario cambiar la mentalidad de los ejecutivos de los bancos hacia un pensamiento más digital, a lo que se tiene que sumar el desarrollo de una estrategia digital que esté enfocada en el cliente. Esto significa que los procesos dentro del banco deben ser ágiles, de acuerdo con el especialista.

“Es necesario que los bancos adopten metodologías de agilidad dentro de la institución, además de adquirir el talento que pueda implementar la adopción de nuevas tecnologías”, dijo Guillén, para quien la digitalización de las instituciones financieras es una cuestión de supervivencia, por lo que no es opcional.