Habitantes de Las Conchas emigran a la frontera

0
1109

Se van al corte de la fresa ganando 12 pesos por hora

Jairo Torres Luria

60minutos.digital

Al no encontrar un empleo bien remunerado en su región, muchas personas optan por emigrar a otros estados de la república, incluso se aventuran con el fin de llegar a la Unión Americana en busca de mejores oportunidades para poder darle otras condiciones de vida a sus familias.

Una solución al problema se puede ver en que muchas personas se suman a emigrar a estados como Baja California, para trabajar en la cosecha de algunas frutas o verduras, como chile, tomate, manzana, uva, entre otros.

Un grupo de habitantes de la zona rural del municipio de Minatitlán, precisamente de la localidad de la Concepción, ayer por la tarde decidieron embarcarse en un autobús con destino al estado antes mencionado para llegar a Vizcaíno en donde trabajarán en la cosecha de fresas.

Trabajo que por declaraciones de estos trabajadores no es bien remunerado, pero al ser algo seguro les resulta benéfico ya que por hora reciben la cantidad de 12 pesos, y este empleo dijeron lo tienen durante todo el año.

Aunque están conscientes del  riesgo que corren al realizar un recorrido de 4 días en carretera, en donde podrían sufrir un accidente o ser secuestrados por algún grupo delictivo, mencionan que prefieren tomar el riesgo a seguir padeciendo de tantas cosas en las regiones donde viven, donde sus familias han carecido de todo y sus gobernantes no hacen nada por apoyarlos.

Dijeron que en este empleo han encontrado solución a gran parte de sus necesidades, al tener un lugar donde vivir, no pagan renta, por lo cual lo poco que ganan es ganancia para ellos, y únicamente hacen gastos en comida y detergente para lavar sus ropas.

Estos trabajadores los cuales arriesgan sus vidas para buscar una mejora económica, mencionaron que por mucho tiempo en sus lugares de origen buscaron trabajo el cual no lo encontraron. Una forma de sobrevivir es la pesca pero esta al verse disminuida por el gran número de personas que se dedican a lo mismo y por la falta de peces, ya no les deja ganancias, por lo cual se han dado a la tarea de buscar otra fuente de ingreso económico para sobrevivir aún más con el alza tan grande en los precios.

Y ahora el salario mínimo no es suficiente para tener una vida digna y no les queda de otra más que irse por temporadas de hasta un año con el fin de obtener beneficios para sus familias.

En estos viajes también se suman niños los cuales no tuvieron la oportunidad de ir a la escuela ya que sus padres no contaron con el dinero suficiente para cubrir los gastos que esta genera, por lo cual  no les  quedó de otra más que ponerse a trabajar en apoyo a sus padres.

Estas personas dijeron que tras emprender su viaje se ponen en las manos de Dios, en quien confían que los protegerá en su camino y durante el tiempo que estarán lejos de casa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here